Para qué sirven y cómo mantener útiles los airbags

Los airbags o bolsas de aire, sin restar importancia al cinturón de seguridad, son uno de los inventos relacionados a la seguridad en el auto, más relevantes de los últimos años. Los primeros airbags, vienen desarrollándose desde los años 50 en la industria aeroespacial, aunque más adelante, en el año 1973, fue lanzado al mercado estadounidense el primer coche con esta tecnología, el icónico Oldsmobile Toronado.

También te puede gustar: Manejar seguro: consejos para futuras mamás

Desde aquel entonces, los airbags han ido evolucionando en cuanto a su diseño, volviéndose cada vez más sofisticados y flexibles, en cuanto a su capacidad de amortiguar el impacto del conductor tras un aparatoso accidente.

airbags

La función principal del airbag: evitar que tu cráneo se destruya contra el volante

No se puede decir de un modo más claro, aunque suene crudo a la vez. Antes de la invención de las bolsas de aire, las muertes en accidentes de tránsito se producían precisamente en el momento en que el cráneo del conductor chocaba contra el volante, lo cual convertía a esta pieza inofensiva, en un arma mortal, en la mayoría de los accidentes automovilísticos. Por este motivo, los mejores ingenieros automotrices del mundo, se vieron en la necesidad de crear un dispositivo que evitara tal desastre, dando nacimiento al airbag.

También te puede gustar: Un vehículo que protege a conductores y a peatones

Dicho de otro modo más poético, la función del airbag es la de proteger tu vida en caso de accidente, tal y como debe hacerlo el cinturón de seguridad.

Siempre mantén tu airbag en perfectas condiciones, tu vida depende de ello

Desde 123seguro, queremos darte los siguientes consejos para que tu airbag siempre cumpla con los estándares de seguridad adecuados:

  • La vida útil de la bolsa de aire es de aproximadamente diez años, por lo que cercano o pasado ese tiempo, ya conviene cambiarlo de forma inmediata.
  • Cualquier revisión profunda del airbag debe ser realizada por un personal altamente cualificado, ya que una mala manipulación por manos inexpertas puede estropear su funcionamiento en caso de accidente.
  • Nunca expongas el airbag a un calor excesivo.
  • Nunca reemplaces tu bolsa de aire por otra de origen desconocido.
  • Procura hacer una revisión técnica de la bolsa de aire, por lo menos una vez al año.
  • Será necesario cambiar el cluster si el airbag ya se detonó con anterioridad.
  • Si el tablero del coche te indica que algo anda mal con el airbag, entonces lo recomendable será hacer una visita al mecánico cuanto antes.

El cinturón de seguridad como complemento perfecto

Otro consejo que no queremos dejar de darte es: usa siempre cinturón de seguridad y procurá que se encuentre en perfecto estado. Este elemento de seguridad, es tu herramienta para que ante un accidente, tus probabilidades de sobrevivir sean elevadas.

Nunca pases por alto ningún desperfecto presentado por el airbag o cinturón de seguridad, ya que el buen funcionamiento de ambos, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

Sigue disfrutando de este y más artículos en el blog de 123Seguro, será hasta la próxima.


Dejar un comentario